El segundo mercado: Otras opciones de inversión

Es muy habitual, debido a la inexperiencia inversora, que cuando vamos a depositar algunos de nuestros ahorros en los mercados de valores españoles acudamos a los 35 valores del índice IBEX; son los más conocidos, además de que suelen darnos un valor añadido en cuanto a la confianza en la inversión. Hoy vamos a comentar otra opción inversora interesante y mucho más atractiva para los momentos actuales: el segundo mercado.

El segundo mercado tiene una característica fundamental: la gran mayoría de las empresas que participan en él son pequeñas y medianas empresas (pymes), por lo que si sabemos observar bien la actividad de algunas de ellas podremos encontrar un filón.

El segundo mercado está también gestionado, como ocurre con el mercado continuo, por Bolsas y Mercados Españoles (BME), el órgano de interconexión bursátil de las cuatro bolsas que componen nuestro país. La forma de interconexión es muy sencilla: podremos invertir en aquellas pymes que se encuentren en al menos dos de las cuatro bolsas que conforman este sistema, que son las de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia.

Además este sistema de interconexión del segundo mercado, es algo muy interesante para que las propias pymes acudan a bolsa a buscar financiación, pues sólo tendrían que situarse en dos de las cuatro, algo que les requiere mucha menos inversión. Desde nuestro punto de vista nos beneficia como inversores, ya que conseguimos acceder a la compra de acciones y obligaciones de estas empresas de forma más fácil, y sobre todo, más barato.

Este tipo de mercados suelen ser desconocidos por el público general, por lo que podemos tener muchas más opciones inversoras. Una de las curiosidades más interesantes es que se ve poco afectado por corrientes informativas macroeconómicas y mucho por los resultados de las propias empresas. Si somos capaces de conocer la realidad del negocio de estas empresas, contaremos con la capacidad de invertir en algunas de ellas que de verdad merezcan la pena.

Otra ventaja grande para nosotros como inversores es que, si deseamos realizar una gran inversión en las empresas del IBEX35, debemos esperar hasta dos días de validación, gestión, compensación y liquidación. En el segundo mercado se puede gestionar una operativa mucho más rápida: en unas horas nuestras operaciones se habrán liquidado. Esto sucede por que el nivel de contratación o volumen es mucho menor que en el mercado continuo.

Algo que también tenemos que tener en cuenta es que, si disponemos de una gran cantidad de dinero para poder invertir y sabemos de una empresa del segundo mercado que disponga de una gran evolución, debemos confiar en que pueda llegar a convertirse en una empresa del primer mercado.

El paso al primer mercado está permitido para todas las empresas del segundo mercado que superen cada 6 meses el valor de alguna de las que se encuentran en dicho escalón superior. Si tenemos la suerte de haber invertido bien, y la empresa en la que confiamos pasa al primer mercado lo más habitual es que su valor se dispare y nosotros hayamos conseguido realizar una gran inversión, de las más interesantes que hayamos podido tener a nuestro alcance.

Además debemos añadir que un punto clave para entrar a formar parte del segundo mercado es disponer de una rentabilidad mucho más interesante a medio plazo, sin olvidar el extra de unas comisiones mucho menores a las habituales.

En definitiva, el segundo mercado es un escaparate perfecto para que las pymes sean capaces de conseguir financiación, pero también para nosotros como inversores si queremos elaborar una cartera de acciones bastante interesante sobre la que puede que consigamos una rentabilidad, tanto a corto como a medio y largo plazo, elevada. Por tanto, si estamos depositando toda nuestra confianza inversora en valores del IBEX35 deberíamos empezar a fijarnos un poco más en el segundo mercado como opción fiable para mantener un nivel de rentabilidad aceptable.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio