¿Qué importancia tiene la correcta valoración de la amortización?

La mayoría de los activos fijos que hemos adquirido para realizar la actividad normal de nuestra compañía sufren una depreciación o pérdida de valor con el tiempo, y cuando se quedan obsoletos hay que sustituir por otros más nuevos al no aportar ya ningún valor añadido a la empresa. Cuando adquirimos el nuevo activo, no se refleja un único coste de adquisición, si no que éste se traslada a lo largo de los años en los que bien reporta algún tipo de utilidad.

A esta depreciación se le denomina contable y fiscalmente amortización. Y es que la amortización es una de las partidas más importantes que componen el balance de cualquier empresa. Entender su importancia puede ayudarnos a valorarlo correctamente en nuestras cuentas anuales

Y es que el gasto por depreciación del activo es un gasto real que se produce anualmente para garantizar el normal funcionamiento de los activos de la empresa, aunque sea solo en en el momento en el que lo adquirimos cuando realmente tenemos que hacer el desembolso. Lo que estamos haciendo amortizando el activo es aplicar un gasto que reflejará de manera fiel el uso real del mismo en la actividad productiva de nuestra empresa.

Pero además, al ser un gasto necesario para mantener la actividad de la empresa en marcha, es deducible en el impuesto de sociedades, concretamente aquellos que correspondan a la depreciación efectiva que sufran los distintos elementos por funcionamiento, uso, disfrute u obsolescencia. La deducción dependerá de la valoración anual que hagamos de esa amortización.

Así, es posible que en alguna ocasión nos interese amortizar la misma cuantía cada año, y otros en los que se amorticen más los primeros años por entender que son los que más rendimiento le vamos a sacar al activo. Dependiendo del sistema utilizado, los gastos de amortización y las deducciones del impuesto de sociedades serán diferentes, y por tanto las cuentas anuales también lo serán, y esto tendrá repercusión en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio