Tratamiento fiscal del comercio electrónico

El comercio electrónico se define como los servicios prestados a distancia, por vía electrónica y a petición individual del destinatario. La característica principal que lo define es que la contratación del servicio se realiza on-line, independientemente de como se realice el pago.

Las obligaciones legales para la apertura de una tienda on-line, son las mismas que se supondría abrir un comercio con presencia física. El titular del negocio facilitará al cliente su nombre y domicilio social, NIF, dirección de correo electrónico, datos de inscripción en el Registro Mercantil (si estuviera inscrito)o del Colegio Profesional, precio del producto o servicio y gastos de envío.

El Régimen Especial de los Servicios Prestados por Vía Electrónica es de aplicación a las siguientes prestaciones de servicios:

  • Suministro y alojamiento de sitios informáticos.
  • Mantenimiento a distancia de programas y de equipos.
  • Suministro de programas y su actualización.
  • Suministro de imágenes, texto, información y la puesta a disposición de bases de datos.
  • Suministro de música, películas y juegos, emisiones y manifestaciones políticas, culturales, artísticas, deportivas, científicas o de ocio. La enseñanza a distancia.

Estarán incluidos en este régimen los operadores que hayan presentado la declaración pertinente al comienzo de la actividad efectuada en el interior de la Comunidad. Los empresarios y profesionales establecidos fuera de la UE también podrán incluirse si prestan servicios electrónicos a las personas particulares (no empresarios ni profesionales) establecidas en la Comunidad o tengan que tengan en ella su domicilio o residencia habitual.

Impuestos que gravan el comercio electrónico

Los impuestos que gravan el comercio electrónico son los mismos que se aplican al resto de actividades económicas (IRPF,IRNR, Impuesto sobre sociedades).La normativa fiscal no observa ninguna consideracion especial.

En lo que respecta al IVA, si el prestador del servicio está establecido en España (Península y Baleares) y presta el servicio desde la sede de dicho establecimiento se atendrá a las normas que siguen:

    • Aplicará el tipo general del 21%.
    • Si el destinatario es un empresario o profesional, sede o establecimiento permanente, establecido en el territorio español (Península y Baleares), el lugar de realización del servicio será el territorio español. El sujeto pasivo es el prestador del servicio, que repercutirá al destinatario el 21% de IVA.
    • Si el destinatario, empresario o profesional, está establecido en un Estado miembro de la UE distinto de España, el lugar de realización del servicio será el Estado miembro donde esté establecido. El sujeto pasivo será el destinatario del servicio, por lo que no se repercutirá IVA español.
    • Si el destinatario, empresario o profesional, está establecido fuera de la UE (salvo Canarias, Ceuta y Melilla), el lugar de realización de estas prestaciones es el Estado destinatario. No se debe repercutir IVA.
    • Si el destinatario, empresario o profesional, está establecido en Canarias, Ceuta o Melilla, el lugar de realización será el de destino y alli se gravará la operación. Por tanto, no se repercute IVA.
    • Si el destinatario es un particular (no empresario ni profesional), establecido en España (Península y Baleares) o en algún Estado de la UE, el lugar de realización de la prestación del servicio será el territorio español. Se debe repercutir IVA al destinatario aplicando el tipo general (21%). El sujeto pasivo del impuesto es el prestador del servicio.
    • Si el destinatario es un particular (no empresario ni profesional) establecido fuera de la Comunidad, el lugar de realización de estas prestaciones de servicios es el Estado de destino. No debe repercutir IVA en ningún caso.

Obligaciones formales

Las empresas prestadoras de servicios electrónicos que se identifiquen en España, deberán cumplir las siguientes obligaciones:

    • Declarar el inicio, la modificación o el cese de sus operaciones comprendidas en este régimen. La declaración se presentará por vía electrónica.
    • Presentar por vía electrónica una autoliquidación del Impuesto por cada trimestre natural.
    • Ingresar el impuesto en el momento en que se presente la declaración.
    • Mantener un registro de las operaciones incluidas en este régimen.
    • Expedir y entregar factura o documento sustitutivo cuando el destinatario de las operaciones esté establecido o tenga su residencia o domicilio habitual en el territorio de aplicación del impuesto.
    • Los empresarios o profesionales no establecidos tendrán derecho a la devolución de las cuotas del IVA soportadas en las importaciones de bienes y servicios que deban entenderse realizadas en el territorio de aplicación del impuesto, siempre que se destinen a la prestación de los servicios prestados por vía electrónica.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio